Follow by Email

miércoles, 6 de febrero de 2013

El mediocre

Photo by Jimirodriguez

-El mediocre suele creer que es feliz.

-El mediocre no sabe definir la mediocridad.


-El mediocre pasa por esta vida sin pena ni gloria. Dos o tres años después de su muerte, el mediocre es olvidado.

-El mediocre no pone pasión en nada de lo que hace. Ya sea haciendo el amor, contando una historia o cocinando.

-El mediocre no crea, disfruta de lo ya creado.

-Cuando muere, el mediocre no deja alma; ningún tipo de legado queda cuando un mediocre muere, ni físico, ni intelectual.

-El mediocre no gusta de viajar por el mundo y conocer lugares que se diferencien mucho de su lugar de residencia, que suele ser el mismo durante toda su mediocre vida. Contestará que "nada se me ha perdido ahí" o que "no me atraen esos sitios". Este punto tiene mucha más importancia de lo que parece.

-Al mediocre le gusta el cine y todo tipo de música.

-El mediocre no gusta de probar sensaciones nuevas relacionadas con la gastroniomía, el sexo o las drogas.

-El mediocre utiliza multitud de Frases a 0'99: frases hechas, huecas y vacias de contenido tales como "la natación es el deporte más completo."

- Aunque el mediocre suele ser racista, homófobo y machista, la mediocridad no va relacionada directamente con esos valores. Ni siquiera con la bondad o la maldad. Hitler, reencarnación del diablo en la tierra, no es mediocre.

-A pesar de que un mediocre lo suele ser toda la vida, en realidad el mediocre no es, si no que está. La mediocridad es un estado, en el que todos podemos desembocar. Es por esto por lo que HAY QUE VIVIR EN CONSTANTE LUCHA CONTRA LA MEDIOCRIDAD

3 comentarios:

frecuenciax.com dijo...

Los mediocres creen en la perfección .

Estamos en Frecuencia.

Manuel Romero dijo...

El mediocre dice "va a ser que no"

27 dijo...

Bravo ambos dos. Cambiaba el artículo, pero no son formas.